6 de abril de 2009

Virtualidad real a 5 sentidos

Aunque la virtualidad, stricto sensu, no sea patrimonio de las tecnologías digitales, las formas de simulación que generan no dejan de crear nuevos escenarios cada vez más sofisticados. Esta vez se trata de Cocoon, el nombrecito ya nos dice algo ¿no?, y no es ciencia ficción, o mejor dicho ficción científica para no ser literal con la traducción de science fiction, pero lo es casi casi... es virtual, si, pero como dicen sus creadores se trata de “virtualidad real”.

El proyecto de este nuevo estadio virtual, más sensorial, nace de los científicos de la Universidad de York y de la Univeidad de Warwick, financiados por el EPSRC (Engineering and Physical Research Council). Este grupo ha presentado en el encuentro destinado a conectar el desarrollo científico con la industria y los negocios en el Reino Unido, Piooners 09, el prototipo del primer dispositivo de realidad virtual de la historia que estimularía los cinco sentidos: el casco de realidad virtual Cocoon. Los investigadores, señalan, esperan que este sistema esté perfeccionado en 5 años, y aunque su precio oscile entre UK£ 1500, se afirma que será más barato que un casco de Daft Punk.

Según el reporte en Tendencias 21, el director del proyecto, el profesor David Howard de la Universidad de York, señala que “los proyectos de realidad virtual se han centrado hasta ahora sólo en uno o dos sentidos, normalmente la vista y el oído. No sabemos de otro grupo de investigación en el mundo que esté tratando de hacer algo parecido a lo que planeamos fabricar nosotros”, mientras que Alan Chalmers, del mismo proyecto, afirma que “el olor será generado electrónicamente…”. Pues bien, ¿qué se puede esperar de esto?

Sin duda se trata de un nuevo escenario o entorno virtual donde serán posibles más acciones con un mayor grado de inmersión virtual que, visto el caso –o el casco-, puede usarse para hacer turismo gastronómico, por ejemplo, en diversos lugares pero disfrutando de sabores y olores, ayudar a los médicos a operar a pacientes que estén en otros lugares del mundo con una mayor cota de realismo, mejorar las experiencias de compra por Internet, porque se podrán oler unas aromas o tocar tejidos. Bueno, la “realidad” está abierta y con el tiempo, supongo, ¿podrá probarse aulas y metodologías Cocoon?, digo yo.


4 comentarios:

Ragevortex dijo...

Está bien interezante pero los riesgos de este tipo de inmerción virtual son mayores a algunos de los beneficios.

Imagine por ejemplo un virus virtual que le afecte en sus 5 sentidos no sola mente a su disco o equipo personal si no a su persona.

Suena un tanto apocaliptico y exagerado pero todo es posible. Tal vez no tanto llevarlo a un nivel como viruz pero han habido casos reportados de personas que se meten tanto en "x" o "y" programa/juego/elemento virtual que dejan a un lado su realidad y salud.

Por otra linea esto puede ser una solución para personas con impedimentos y personas que desean trabajar desde sus hogares dependiendo de el campo de trabajo puede tener diferentes aplicaciones. Es cuestion de medir los beneficios/riesgos y balancearlos en su justa perspectiva.
Aunque claro es posible que algunos de los desarrolladores hayan pensado en esto, pero, recuerden que no siempre se piensa en cosas "básicas" o "tonterias" cuando se desarrolla tecnología nueva y podremos terminar con una versión low-tech de The Matrix.

Cristóbal Suárez Guerrero dijo...

Saludos
Producto de lo que llamas exageración, no obstante, se hen creado muchas cosas en todo. El tema de los virus será un problema hasta que no se mejoren los sistemas operativos o se opten por los más seguros, pero sin duda esto de la realidad virtual ya se aplica en varias cosas como en terapias para superar las fobias que producen viajar en avión, las simulaciones de choque o en la investigación (e-cell). El tema se amplia con esto a los cinco sentidos, bueno, una gran opcción más para seguir pensando.
Cristóbal

Haydée Azabache dijo...

Felicitaciones,

Este proyecto, junto con otros nos acercarán a nueva posibilidades de para la realizacion de simulaciones a bajo costo (cuando el sistema este mas desarrollado y probado).

Imaginar que las posibilidades en educación, en la capacitación, en el entrenamiento serán de diferente índole (ya no solo visual y motora), es decir la tecnológía empieza a romper sus propias barreras.

Ahora podremos experimentar el olor de diversas fragancias exóticas sin tener que viajar a otros países, podremos sentir el olor de los animales sin tener que ir a la jungla, podremos sentir sabores diversos sin ingerir los alimentos.

Las personas podrán mostrar la velocidad de sus reflejos en situaciones casi reales, sin exponer sus vidas.

Y claro también habrán nuevas enfermedades piscológicas y fisiológicas, es el precio del paso de la modernidad.

Cristóbal Suárez Guerrero dijo...

Hola Haydée

Pues si, todo va incluido, como las secuelas físicas de uso, por no decir ya las cognoscitivas producto de aprender DE la tecnología.
Sobre este nueva herramienta me imagino usos como las rutas gastronómicas en Perú, por ejemplo, "disfrutando" de todos esos sabores, texturas y olores tan variados que le da tener tantos pisos ecológicos -e imaginación, porque la cocina es eso- en un mismo lugar... seguro que no será lo mismo pero avivará el deseo de conocer la realidad.

Un saludo.

Cristóbal