10 de agosto de 2009

Un viaje al centro de la red social

De la misma forma que un explorador de finales del Siglo XIX narraba sus audaces y reveladores viajes a, por ejemplo, alguna de las comunidades nativas de Papúa Nueva Guinea, los nuevos etnógrafos de las comunidades sociales en red presentan sus proyectos de investigación, sus procedimientos y sus alcances con la misma ilusión y asombro que aquellos; la mística sigue, el objeto social se ha ampliado a Internet.

Alejandro Piscitelli anda en ello y hace muy poco ha presentado, bajo el título de “Análisis de las redes sociales y el proyecto Facebook”, una parte de sus hallazgos y apreciaciones sobre este país llamado, sin más, Facebook.


La presentación se realizó hace un poco más de un mes, el 3 y 4 de julio en La Cartuja -Sevilla, en el marco del encuentro denominado “Las Redes Sociales en la Práctica”, organizado por el proyecto Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales (PCD) de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Hasta allí fueron, estos descendientes de Bronisław Malinowski pero con vocación digital, para narrar a otros muchos de lo que viene ocurriendo en las entrañas de las redes sociales, tanto en el mundo de la empresa (Genís Roca) en la política (Antonio Gutierrez Rubí), en la ciencia (Isidro Maya) y, cómo no, de la educación (Alejandro Piscitelli). Lo bueno es que queda registro en video de aquello (conferencia y debate) y tanto la crónica están disponibles en la web, ¿donde más?

Esta forma de explorar la red –la etnografía virtual- será la constante en muchas más líneas de investigación que, más para bien que para mal, tendrán que abrirse al paradigma cualitativo de ciencia. Sólo así se podrá explotar los datos y entender mejor el mundo de significados que dinamiza estas redes sociales.