18 de enero de 2009

Google Earth permite acercARTE


Ya había disfrutado del Museo del Prado unas dos veces, pero nunca había experimentado el asombro al detalle, nunca mejor dicho, del craquelado de las pinturas, las costuras en los lienzos o haber distinguido cómo caen las lágrimas por las mejillas del Apóstol Juan en “El descendimiento” de Roger van der Weyden. Los profesores de historia del arte y los conservadores deben estar saltando de un pié y, no sólo por tener a Velázquez, El Greco, Rembrant o Durero, entre otros, en la plataforma web gracias a Google Earth y el permiso del Museo, sino porque esta calidad de imágenes (1.400 veces mayor que el que obtendríamos con una cámara digital de 10 megapíxeles) abre otras serie de experiencias de contemplación y también nuevas de posibilidades al aprendizaje en red en una serie de asignaturas, como fisiología, arte o, botánica.

A mi juicio, esta es una nueva forma de acercarnos a la realidad confirma cada vez más que estas herramientas son auténticos métodos de observación e investigación. De la misma forma como no es lo mismo acercarse al Museo así como lo presenta Google Earth, tampoco son los mismos los resultados usando motores de búsqueda en la red, debido a su algoritmo de trabajo. En este caso, la novedad ya no es sólo acceder al Museo desde cualquier lugar, sino el cómo nos acercamos a una realidad estética imperceptible para el ojo humano.

Aunque únicamente podamos disfrutar de cera unas 14 obras del Museo del Prado, el camino a la aplicación en la educación, como en otras actividades, está abierto ya.

Aquí tienen el making off del proyecto para más información.