23 de agosto de 2009

La tarea de Sísifo: el proyecto Google Books

Marchas y contramarchas en el proceso de digitalización de libros. Lo que ha empezado como un proyecto entusiasta, crear una biblioteca universal en Google Books, se ha enfrentado desde su inicio al borrascoso –pero necesario- tema de los derechos de autor y editores. Hoy, además, se enfrenta a una estrategia diseñada por sus más inmediatos competidores para advertir el monopolio de esta iniciativa.

Al inicio Google ofreció en EEUU unos 34 millones de euros de indemnización a autores y editores por su proceso de digitalización, a lo que muchos editores, como los españoles, buscaron la forma de participar de este pago. “Un alto porcentaje de esos libros digitalizados en EE UU son nuestros. Nos tendrían que haber pedido autorización", señaló a principios de año el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España. A todo esto, Google asumía que la publicación de fragmentos protegidos por copyright es compatible con la noción de "uso justo" que recoge la ley de propiedad intelectual de EEUU.

¿Dónde está el problema ahora? A los derechos de autor y editoriales necesarios de corregir, para Amazon, Microsoft y Yahoo! el problema está en el monopolio de esta actividad de parte de Google. Estas tres empresas –perro, gato y pericote- formarían parte del Open Content Alliance (OCA) para oponerse a un acuerdo que puede conceder a Google los derechos para comercializar copias digitales de millones de libros, según The New York Times.

Según esta alianza –así como para Internet Archive- el acuerdo daría a Google una injusta inmunidad sobre derechos de autor para ofrecer servicios sobre libros digitales que la posicionaría como EL buscador de manera hegemónica. Así lo han señalado el abogado especializado en legislación antimonopolio Gary Reback en un reportaje de El País: "El acuerdo (de Google) tiene consecuencias enormes y de largo alcance para la libre competencia, de las que la gente empieza a darse cuenta".

Frente a todo, más allá de los riegos y beneficios para las empresas, el proceso de digitalización es inevitable, social y culturalmente necesarios. Por eso es bueno destacar otros acuerdos que han tenido un mejor resultado como el convenio firmado a principios de año entre la Universidad de Salamanca con Google Book para digitalizar y poner en red más de 700 libros editados por esta universidad. En este caso, como en los acuerdos entre las universidades de Stanford, California y Michigan, existen letras claras y beneficios compartidos. No obstante, hay que estar atentos porque no todo es muy transparente y, si su libro ha sido escaneado por Google, puede reclamar de la siguiente forma.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una iniciativa interesante, ojala se pueda llegar a un acuerdo sobre esto de tal manera que no sean perjudicados los autores. Sin embargo seria una magnifica idea la promocion y venta de ser el caso puesto que de llegar a venderse se abarataria los derechos de autor por el volumen de ventas a nivel del mundo algo parecido a las economias de escala

Saurabi dijo...

Trabajo en viagra online lab y en la red del sistema poseemos una libreria virtual de archivos publicos obviamente la cual es bastante interesante siempre estamos conectados con todo y es mejor trabajar asi que andar pidiendo documentos.